QUÉ SON LAS PROTEÍNAS

Las proteínas son una de las estructuras más complejas e importantes para el correcto funcionamiento de nuestro organismo por lo que son esenciales en tu dieta, ya que éstas sólo se pueden adquirir a través de los alimentos, y el cuerpo no es capaz de producirlas por sí solo.

Las proteínas son compuestos orgánicos formados por aminoácidos, que son un requisito esencial para la vida, ayudan a formar el cabello, la piel y los músculos. Son necesarias para mantener los niveles de hidratación, el transporte de nutrientes y la contracción muscular.

¿Por qué son importantes?

Las proteínas son importantes porque son las responsables de realizar más del 90% de las funciones del organismo. Es por ello que forman parte de nuestra estructura corporal, incluyendo músculos, piel, tejidos de los órganos, pelo y uñas. Entre sus principales funciones podemos destacar la creación de enzimas que regulan el metabolismo, la producción hormonal, anticuerpos, formación y reparación de los músculos, formación de huesos, transporte de nutrientes, como por ejemplo lípidos, vitaminas y minerales.

Las proteínas tienen numerosos beneficios para nuestro organismo; por ejemplo, son ricas en nutrientes como vitaminas del complejo B, vitamina E, hierro, zinc y magnesio.

Estas aportan al cuerpo todos aquellos elementos y nutrientes complejos que el organismo del ser humano no puede generar por sí mismo, por lo cual si no consume proteínas, la salud comenzará a deteriorase rápidamente.

¿Cuánta cantidad de proteína al día es recomendable consumir?

Se recomienda consumir entre el 12-15% del consumo de energía total en la dieta, aunque niños, adolescentes y embarazadas, por ejemplo, necesitan un aporte mayor. 

Por ejemplo, para un adulto sano sedentario, su requerimiento diario es menor, siendo de 0,8 gramos por kilogramo de peso. Esto significa que una mujer de 30 años con un peso de 80 kilos necesitaría 64 gramos de proteína diarios para evitar la malnutrición. La ecuación sería 80 kg x 0,8 g = 64 g.

Es importante mencionar que esta información es estimativa y relativa, ya que, en el caso de realizar una actividad física o un entrenamiento de fuerza, necesitará una mayor ingesta de proteínas. Por ende, se deben considerar la existencia de otros factores.

1 porción de Loncoleche Protein Milk cubre el 18% del consumo diario de proteínas recomendado según una dieta de 2000 cal/día.

¿Cuáles son sus beneficios más importantes?

Entre los beneficios más importantes que nos aportan las proteínas podemos mencionar los siguientes:

Energía: Cuando la ingesta de carbohidratos y grasas procedentes de la dieta son insuficientes para cubrir las necesidades energéticas, la degradación de proteínas cubrirá estas carencias. El organismo puede llegar a obtener hasta 4 kilocalorías de energía por cada gramo de proteínas. Asimismo, toda la energía se produce por medio de enzimas, por lo que el cansancio y la fatiga pueden ser consecuencia de deficiencias en el consumo de proteínas.

Saciedad: Las proteínas mantienen una sensación de saciedad por tiempo más prolongado, debido a que son moléculas complejas y el organismo tarda más tiempo en procesarlas. Las dietas altas en proteínas también conducen a mayores reducciones en el peso corporal y en la masa grasa en comparación con las dietas estándar con proteínas, por lo tanto, pueden servir como una estrategia exitosa para ayudar a prevenir y/o tratar la obesidad.

Recuperación muscular: Entre otras funciones ya mencionadas, las proteínas en general ayudan a nuestros tejidos y músculos a repararse luego que se han desgastado durante un ejercicio o entrenamiento. También ayudan a reducir la fatiga producida día a día en las actividades realizadas.

¿En qué alimentos las encontramos?

Existen dos fuentes fundamentales de proteínas, las de origen animal y las de origen vegetal.

Las proteínas de origen animal podemos encontrarlas en lácteos, quesos, yogurt, pescados, pavo, lomo, pollo y el huevo, siendo estas proteínas más completas que las de origen vegetal, ya que cuentan con más aminoácidos esenciales y tienen un mayor valor biológico, que se mide por el número de aminoácidos esenciales en un alimento concreto.

Entre las proteínas de origen vegetal podemos mencionar las legumbres (lentejas, habas, garbanzos, porotos…), complementándolas con otro alimento como papas o arroz, vegetales de hoja verde (col, espinaca…), nueces y frutos secos.

NUESTROS PRODUCTOS

Enriquecidos en proteína láctea, considerada como una de las de mejor calidad por su alto valor nutricional. Loncoleche Protein es un excelente complemento para el consumo diario de proteínas que necesita tu cuerpo.

tips y mitos

Tips

  1. Agotamiento, fatiga: Esta podría ser una consecuencia de la disminución muscular y lo podemos notar al momento de realizar actividades tan simples como un día de caminata normal, subir escaleras o levantarse de la cama.
  2. Caída del cabello: El cabello, al igual que las uñas, contiene queratina que es una proteína.
  3. Aparición acelerada de arrugas y sequedad de la piel: La piel también está compuesta por proteínas (colágeno, elastina, queratina), por lo tanto, una deficiencia en su consumo puede acelerar la aparición de arrugas y quitarle a la piel su apariencia saludable.

Mitos

  1. Las proteínas engordan.
    Falso: Energéticamente, las proteínas aportan al organismo 4 Kcal de energía por cada gramo que se ingiere y generan una sensación de saciedad, desmotivando el consumo de dulces e Hidratos de Carbono.
  2. Es difícil ingerir el número adecuado de proteínas porque sólo se obtienen en las carnes (mayormente rojas) y el huevo.
    Falso: Debido a que existen dos tipos de proteínas (animales y vegetales), pueden incorporarse cómodamente en cualquier momento. Los lácteos son una excelente fuente de proteínas, y es muy fácil agregar leche, yogur o quesos en cualquier comida o colación, a fin de mantener la ingesta adecuada de proteínas.
  3. Los hombres necesitan más proteínas, en especial si realizan actividad física intensa.
    Falso: Todas las personas necesitan comer proteínas. Los requerimientos dependen del peso de la persona y de la actividad física que realice. Las necesidades proteicas del deportista son bastante superiores a las de una persona sedentaria.
  4. Las proteínas harán crecer en exceso mi musculatura.
    Falso: El consumo de proteínas no tiene relación con el aumento de masa muscular, sino con la regeneración del músculo luego de realizar ejercicio. La musculatura se desarrolla a través del ejercicio, no a través de un mayor consumo de proteínas.